Capítulo 1

Introducción a Bitcoin

Descubre la historia de Bitcoin, la primera y más grande criptomoneda. Cómo se creó, los problemas que resolvió y el valor revolucionario que aporta.

Clock icon9 minutos|Publicado el 26.03.2024|Actualizado el 04.05.2024

En resumen

¿Qué es Bitcoin?

Bitcoin es la primera criptomoneda exitosa, una forma de dinero digital. Se basa en una red descentralizada de computadoras peer-to-peer que permite la transferencia en línea de valor digital de una manera que no es censurable y que no requiere la intervención de una entidad centralizada.

¿Cuándo se creó Bitcoin?

Hay dos fechas principales relacionadas con la creación de Bitcoin. El primero es el 31 de octubre de 2008, cuando se publicó por primera vez el whitepaper de Bitcoin. La segunda es el 3 de enero de 2009, cuando la red Bitcoin entró en línea.

¿Quién creó Bitcoin?

Bitcoin fue creado por un desarrollador anónimo o grupo de desarrolladores conocido bajo el seudónimo de Satoshi Nakamoto, que detuvo toda actividad en línea y desapareció en 2010. Nadie ha sido capaz de encontrar la verdadera identidad de Satoshi.

Hoy en día, Bitcoin se entiende comúnmente como una criptomoneda. Si bien esto es ciertamente correcto en el sentido estricto de la palabra, pasa por alto un panorama mucho más amplio.

Como verá en este artículo, Bitcoin es una nueva forma de dinero en el verdadero sentido de la palabra, impulsada por su red subyacente de transacciones peer-to-peer.

En su totalidad, Bitcoin es un sistema monetario completo sin dependencias externas, con la capacidad de ejecutar y llevar a cabo transferencias de valor por sí mismo.

Bitcoin logo

Debido a las proporciones épicas de Bitcoin, parece tener más sentido considerar a Bitcoin como un descubrimiento en lugar de una invención. Tras un proceso de prueba y error, muchos predecesores como Hashcash, DigiCash, b-money o Bit Gold ya habían intentado conseguir lo mismo, pero fracasaron de una forma u otra.

Pero al final fue un programador seudónimo (o grupo de programadores) llamado Satoshi Nakamoto quien tuvo éxito e introdujo Bitcoin al mundo. Lo que parece una invención de una sola vez es, de hecho, la culminación de varios avances en tecnología de la información, criptografía e ingeniería informática.

Un momento perfecto

No es exagerado llamar a la aparición de Bitcoin una concepción inmaculada envuelta en un mito de la creación. Y la misteriosa historia de Bitcoin se lee como un thriller:

Era el 31 de octubre de 2008. Poco más de un mes después de que la crisis financiera alcanzara su punto álgido, un mensaje de un seudónimo llamado Satoshi Nakamoto llegó a los suscriptores de una oscura lista de correo electrónico formada por expertos en criptografía.

“He estado trabajando en un nuevo sistema de efectivo electrónico que es totalmente peer-to-peer, sin terceros de confianza”, escribió y antes de pasar a explicar las principales propiedades de Bitcoin.

En ese correo electrónico, Satoshi incluyó un enlace a un libro blanco (white paper) subido a bitcoin.org, un nuevo sitio web registrado dos meses antes. El documento de nueve páginas describe un nuevo sistema de pago llamado Bitcoin.

El correo electrónico de Bitcoin de Satoshi Nakamoto

Para los geeks de la criptografía y los científicos informáticos que recibieron ese correo electrónico, la idea de la criptomoneda digital no era en absoluto nueva.

Ya había habido muchos intentos de este tipo en los años 90, pero todos habían fracasado. Como era de esperar, el documento de Bitcoin fue recibido con poco entusiasmo al principio. ¿Por qué esta propuesta debería ser fundamentalmente mejor que las anteriores?

Lo que realmente marcó la diferencia fue el hecho de que no solo combinó varios avances tecnológicos, sino que estaba muy arraigado en el espíritu de la economía Austriaca.

Cuando se trata de dinero espontáneo y no gubernamental, ninguna otra escuela de pensamiento ha pensado tan cuidadosa y diligentemente sobre este tema, lo que ha llevado a ideas interesantes sobre el dinero.

Debido a que Satoshi Nakamoto se basó claramente en esas ideas al conceptualizar Bitcoin, la criptomoneda resultó ser un esfuerzo verdaderamente interdisciplinario arraigado en un pensamiento realista sobre cómo funciona el dinero.

Y otra cosa importante era especial sobre Bitcoin: Nakamoto era anónimo. El hecho de que nadie supiera (y todavía no lo sepa) quién estaba detrás del seudónimo hizo que todo fuera misterioso y atractivo.

Esto le dio a Bitcoin su propio mito de creación cuasi religioso. El hecho de que el fundador de Bitcoin permaneciera en el anonimato ayudó a que el proyecto ganara suficiente tracción sin ser detenido por un gobierno o cualquier otra persona. Debido a que no había un desarrollador principal identificable o una mente maestra que pudiera ser eliminada, Bitcoin logró crecer silenciosa y orgánicamente. El hecho de que incluso el fundador sea desconocido y no ocupe una posición central de poder subraya la integridad misma y la propuesta de valor de Bitcoin.

Habiendo cobrado vida de esta manera única y en medio del caos de la crisis financiera de 2008, la idea y la implementación de Bitcoin no podrían haber sido elegidas más oportunamente. Bitcoin ha estado creciendo desde entonces, imitando el fenómeno del orden emergente o espontáneo. Debido a su creación original, parece poco probable que se pueda repetir algo similar a Bitcoin.

La desaparición de Satoshi Nakamoto

Hay que mencionar uno de los hechos más misteriosos de la historia de Bitcoin: la desaparición de Satoshi Nakamoto. Satoshi ha estado trabajando en el código fuente de Bitcoin y participando en discusiones en el foro de bitcointalk.org hasta mediados de 2010. Pero en ese momento, Nakamoto detuvo todas sus actividades y relegó el control de todos los dominios relacionados con Bitcoin que registró y poseía.

Nadie ha sabido nada de Satoshi desde entonces, y los aproximadamente 1.000.000 de BTC que posee permanecen intactos hasta el día de hoy. Esta enorme cantidad de Bitcoin, conocida comúnmente como las monedas de Satoshi, tenía un valor cercano a los 70.000 millones de dólares en el máximo histórico de Bitcoin de noviembre de 2021. Esta riqueza convertiría a Satoshi Nakamoto en una de las 50 personas más ricas del mundo. Aunque muchas personas han tratado de averiguar su verdadera identidad y las razones de su desaparición, nadie ha podido demostrar de manera concluyente quién era realmente Satoshi Nakamoto.

Tecnologías monumentales

Además del momento adecuado de Bitcoin, su inicio original y su inmaculada concepción, su monumental logro tecnológico consiste en resolver el antiguo Problema de los General Bizantinos. El problema, que permaneció sin resolver hasta la aparición de Bitcoin, era el siguiente: ¿Cómo puede un grupo de participantes no confiables y físicamente separados llegar a un consenso sobre una tarea mutua?

Durante siglos, no hubo solución para el Problema de los Generales Bizantinos. Al proporcionar una solución coherente y elegante, la blockchain pública de Bitcoin hizo posible que un grupo distribuido de personas que no confían mutuamente llegaran a un acuerdo permanente sobre un conjunto de transacciones en evolución, sin la necesidad de una parte centralizada. Debido a que Bitcoin tiene que ver con la transferencia de valor, la solución al Problema de los Generales Bizantinos es, en última instancia, una solución al problema del doble gasto.

El problema del doble gasto

Fundamental para que cualquier forma de dinero digital descentralizado sea viable, el problema del doble gasto es el desafío de evitar que una determinada unidad de dinero sea gastada más de una vez por la misma persona.

Bitcoin realmente cambia las reglas del juego, de la misma manera que lo fue la imprenta. Concebida por Johann von Gutenberg, la imprenta estandarizó y democratizó el proceso de empaquetado y transmisión de información, permitiendo el intercambio y la difusión de información entre pares a través de grandes distancias sin intermediarios involucrados. Lo que Satoshi diseñó era fundamentalmente lo mismo, pero para el intercambio de valor.

Una vez más, Bitcoin no sería Bitcoin si no hubiera más en la historia. Si bien la transferencia de valor sin confianza fue un componente crucial, la escasez digital fue otro. En el caso de Bitcoin, la escasez digital estaba escrita en piedra dentro del código: solo se podrán crear 21 millones de bitcoins.

Un nuevo modelo de prosperidad económica

Al resolver el problema del doble gasto, hacer posible la transferencia de valor entre pares sin intermediarios e introducir una escasez digital absoluta, Bitcoin ha marcado el comienzo de la era de una forma de dinero verdaderamente digital. Como tal, Bitcoin equivale al descubrimiento de oro en el ámbito de Internet.

Si tomamos la historia del oro físico como comparación, podemos ver que impulsó la prosperidad económica durante siglos. De hecho, la humanidad solo comenzó a crecer una vez que se encontró dinero mercancía en forma de metales preciosos, lo que ayudó a las personas a coordinarse con extraños y adoptar una división del trabajo y el conocimiento fuera de sus comunidades tribales.

Posteriormente, el papel moneda apareció sobre el oro y ayudó a escalar las interacciones de valor más allá de factores limitantes como la portabilidad, pero finalmente condujo al desacoplamiento del dinero y las monedas. Finalmente, los lazos entre el oro y el papel se cortaron por completo en los años 70.

Con el advenimiento de la era informática en los años 80, el aspecto físico de las monedas de papel fue suplantado por el auge de las monedas electrónicas. Hoy en día, lo que llamamos dinero es, en la mayoría de los casos, asientos de libros electrónicos en el libro mayor centralizado de un banco. Cualquier vínculo con el dinero, que es el oro, se ha cortado hace mucho tiempo.

Bitcoin, por otro lado, introduce la era del oro digital con posibilidades de escalabilidad social inigualables, sin hacer ningún compromiso entre los conceptos de dinero y moneda. Esto es verdaderamente revolucionario.

El eslabón perdido de la modernidad

Sorprendente para muchos, pero esperemos que sea obvio para los lectores de este artículo, la revolución de Bitcoin puede llegar a ser incluso más grande que la imprenta. Mientras que la imprenta liberó la información de su aspecto físico para hacerla fácilmente transferible, Bitcoin permite que el valor viaje a cualquier distancia al instante, al tiempo que conserva la escasez digital. Esto es lo que hace que el dinero sea digital de forma nativa.

Bitcoin es oro digital que es escalable y programable, lo que lo hace óptimamente transferible a través del espacio y el tiempo. En el espacio por su carácter informativo y digital, a lo largo del tiempo por su absoluta escasez digital.

Bitcoin es el eslabón perdido que le ha faltado al mundo conectado moderno. Lo que estamos presenciando actualmente con Bitcoin es una forma de destrucción creativa que tiene lugar en el nivel del dinero mismo. Por lo tanto, es lógico esperar que la gigantesca industria bancaria y financiera del mundo, que existe gracias al concepto mismo de dinero, se transforme significativamente en las próximas décadas.

Ha sido un gran éxito hasta ahora: Bitcoin valía un par de centavos en sus inicios, $1 después de menos de un año, de $100 a $1.000 dólares en 2013, a un máximo histórico de $73.738 en 2024:

Con la aparición de una nueva economía de ciberdinero, cada vez más personas e instituciones financieras se están incorporando a esta nueva base que es el oro digital. Con su superioridad tecnológica y su enorme potencial de crecimiento, es probable que la economía del ciberdinero que abarca Bitcoin se encuentre entre las economías más grandes del mundo.

¡No te pierdas la próxima guía!

Suscríbete a nuestra Newsletter y consigue los próximos capítulos directamente en su correo electrónico.

SuscribirmeRight angle white icon